Desde que aparecieron las apuestas deportivas se han ido desarrollando diferentes métodos que buscaban ganar la mayor cantidad posible de dinero arriesgando lo menos posible. La mayoría son métodos sin ninguna base matemática, pero existen estrategias concretas que verdaderamente minimizan riesgos. Aquí te presentamos una de ellas.

Explicación de la estrategia para apostar under y marcador exacto

Se pueden hacer diferentes tipos de estrategias basadas en dos apuestas cruzadas. Una de esas estrategias es el under/marcador exacto. Esto consiste en apostar a que se marcarán menos de 2,5 goles y  por otro lado hacer una apuesta a marcador exacto, por ejemplo un 1-0. De este modo  conseguimos recuperar nuestra apuesta, o probablemente una pequeña ganancia siempre que el partido acabe con menos de 2,5 goles. Además si acertamos nuestra apuesta de marcador exacto lograremos una gran ganancia.

Recomendaciones para apostar con esta estrategia

  • Busca equipos de un nivel igualado, esto hará que probablemente el partido tenga pocos goles.
  • Selecciona partidos con equipos defensivos, para asegurarte de que en el partido se marcan menos de 2,5 goles.
  • Repasa los últimos partidos de ambos equipos, si ves que la gran mayoría de sus partidos acaban con un resultado concreto, por ejemplo 0-0 o 1-0, apuesta por ese resultado en la apuesta de marcador exacto.
  • Si quieres arriesgarte a conseguir una ganancia mayor, puedes apostar por un equipo que no sea favorito, pero que en general encaje pocos goles. Seguramente cubrirás la apuesta con el under 2,5 y podrás conseguir una gran cuota apostando por su victoria 1-0, si este resultado teóricamente más improbable se da.  

Es importante elegir partidos entre equipos que no acostumbre a concluir sus encuentros con más de 2,5 goles, pero al tiempo tenemos que buscar una cuota que nos permita cubrir la posible pérdida de la apuesta a marcador exacto. Por ejemplo si vamos apostar 4$ al marcador exacto, y la cuota del under 2,5 es de 1,40$, una apuesta de 10$ en el under 2,5 cubrirá la pérdida del marcador exacto  si fallamos (siempre que el resultado final sea inferior a 2,5).

Conclusiones

Hablamos de una estrategia bastante eficaz siempre y cuando escojamos equipos cuyos resultados habituales estén por debajo de los 2,5 goles. Además el 1-0 o el 0-1 son los dos resultados más habituales en el futbol. Aunque esto lógicamente puede variar si hablamos de ligas muy ofensivas.