¿Las casas de apuestas nos ofrecen valor en nuestras apuestas?. La respuesta es Si, pero no siempre es como quisieramos o en los eventos que quisieramos. Una apuesta de valor es un pronóstico que la casa de apuestas paga a mejor cuota que lo que realmente podría ser.

El value, una ventaja real sobre las casas de apuestas deportivas.

Es sencillo de explicar y detectar dentro de un bookie. Podemos partir poniendo un ejemplo para entender que es el value, que no necesitará de mayores detalles. Partido entre el Athletic Bilbao y el Villarreal. El Villarreal tiene buenas probabilidades de ganar el encuentro y nosotros creemos que esa ventaja (a partir de resultados anteriores, estadísticas de encuentros pasados frente al Athletic y el presente futbolístico del local) debería ser pagada a una cuota aproximada de 3.10. Si la casa de apuestas, por este pronóstico nos paga una cuota de, por ejemplo, 4.95, estaremos frente a una apuesta de valor, ya que el pago de la apuesta de la bookie es mayor al que nosotros creemos debería ser.

Dentro de los términos de un buen apostador, y que conoce como funciona todo esto, este tipo de apuestas debería ser habitual encontrarlas dentro de un sitio web, y probablemente, las apuestas a este tipo de oportunidades serán frecuentes. Hay que considerar también que en muchas ocasiones, las cuotas que veremos, serán menores a las que deberían ser, lo que es un beneficio directo para el bookmaker.

¿En que casos veremos una apuesta con valor real y cuando será el valor normal?

Muchas veces nos parecerá ver una apuesta “value” pero en verdad, será una apuesta con una cuota considerada justa. Para esto, y considerar si realmente es una apuesta con valor, tendremos que revisar estadísticas, formaciones (bajas de ambos equipos) y resultados de los últimos partidos. Por ejemplo, si un equipo tiene una cuota 5.00, pero viene de una seguidilla de malos resultados y más encima, frente al equipo que le toca jugar habitualmente tiene malos resultados, se podría considerar que la cuota está justificada.

En cambio, si tenemos a una potencia como el Chelsea que se enfrenta a un equipo más pequeño, como por ejemplo, el Hull City, podríamos encontrar una apuesta de valor. Si Chelsea viene con malos resultados, y por el contrario el Hull viene con buenos números, podríamos suponer que el Chelsea juega de local y tiene altas opciones de ganar el partido (a pesar de los buenos resultados del Hull) y Chelsea paga, por ejemplo, una cuota de 2.30, podríamos considerar que es una apuesta de valor, considerando que habitualmente Chelsea gana sus partidos como local.

¿Es bueno confiar en apuestas con valor?

Si, es bueno cuando los resultados lo justifican. De todas maneras, los apostadores profesionales siempre cubren sus apuestas con otros eventos. La apuesta con valor nos puede dejar buenas ganancias, pero siempre es bueno chequear estadísticas antes de poner nuestro dinero en un evento en particular.