Que el fútbol es un fenómeno de masas en Chile es algo normal, más aún cuando por segunda vez en dos años su selección absoluta se ha proclamadao campeona de la Copa América. Si el fútbol es algo importante en Chile, no podía ser de otra manera y los estadios para acoger este espectáculo deportivo son también de lo mejor que se puede encontrar en toda Sudamérica. Muchos de estos estadios datan de entre los años 1920 y 1960, aunque la celebración de diversos campeonatos a nivel internacional recientemente han desembocado en la remodelación y nueva construcción de algunos de ellos.

Los estadios mas famosos del fútbol chileno

Debido a la orografía del país, la mayoría de los estadios de la Primera División de Fútbol de Chile están en un espacio próximo a Santiago, con la ciudad de Copncepción como “límite” sur. Entre los más destacados tenemos: el Estadio Nacional de Chile, que acoge los partidos de la selección nacional con una capacidad para 48.000 espectadores, lo que le coloca como el más grande del país; el Estadio Monumental David Arellano, donde juega sus encuentros como local el equipo de Colo-Colo, el más laureado de Chile, con una capacidad de algo más de 47.000 espectadores; cierra el triplete de grandes estadios del país andino el Municipal de Concepción, que con 30.448 butacas disponibles es el último de los espacios deportivos destinados al fútbol que supera las 30.000 localidades.

Si bien algunos de los estadios tienen nombres fácilmente reconocibles para los aficionados como el Elías Figueroa, David Arellano o Nacional Julio Martínez Prádanos; otros tienen algo más de complejidad. Es el caso del Estadio Calvo y Bascuñán de Antofagasta, que recibe el nombre de los impulsores del proyecto que trataron de lograr que fuese sede del Mundial de 1964; el Luis Valenzuela Hermosilla de Copiapó, que debe su nombre a un profesor de Educación Física impulsor del fútbol en la región y que posteriormente fue el primer chileno en liderar la CONMEBOL.

El hecho de contar con un escenario propio de la selección como es el Nacional de Chile es una de las pistas más clara de lo que este deporte está suponiendo para el país. Las aficiones han comenzado a ver lo mucho que puede mover el fútbol, y cada vez son más los aficionados que se desplazan allá donde vaya su equipo, independientemente de si el destino está en el pripio Chile o en el otro extremos de Sudamérica.